El objetivo

El equipo ganador es el que se levanta el primero después de una derrota

viernes, 10 de diciembre de 2010

Marta, Odriozola y el dopaje

Después de saltar a la luz la ‘Operación Galgo’ que se ha llevado por delante a Marta Domínguez, sigo estupefacto por la actitud de algunos federativos, pasotas o ingenuos. En este caso, el presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola. Ese señor cansino que se disfraza de adivino para pronosticar los éxitos de los españoles antes de una gran cita.

A Odriozola le gusta más salir en la tele que preocuparse por la salud de su federación. El jueves escuché en El Larguero a Mariano Díez, ex entrenador de Marta. Ya no lo era porque se había entrometido César Pérez, actual técnico de la palentina. Díez ya le advirtió de que Pérez era conocido como “el camello de la Blume”. Pero además, Marta tenía desde hace muchos años a Eufemiano Fuentes como médico personal. Fuentes es un pájaro de narices. Sus fotos ya lo caricaturizan: siempre con gafas de sol e impoluto traje, cual mafioso de ‘El Padrino’, con un historial de delincuencia en el deporte extensa, como la ‘Operación Puerto’.

Sin embargo, no acabo de entender cómo las federaciones, en este caso la de atletismo, permiten que tipos de este calibre, como Fuentes y Pérez, sigan relacionadas con el deporte y los deportistas. ¿Cómo Odriozola no va a saber que Pérez es un camello? ¿Por qué no exigió a Marta a cambiar de médico? O no se enteran de nada (que lo dudo), o sólo se dedican a que no les salpique y hacer la vista gorda.