El objetivo

El equipo ganador es el que se levanta el primero después de una derrota

viernes, 26 de diciembre de 2008

No baja de 20

Pues eso, que el señor Pedja Mijatovic no baja de los 20 millones en sus fichajes. Vamos, que como director deportivo no tiene igual. Así ficho yo también. No me hace falta ser un ex futbolista conocido e ir engominado todo el día para realizar contrataciones para el Real Madrid. El montenegrino debería pasarse por un club humilde, como el Numancia o el Valladolid, donde el presupuesto para contratar es más reducido que la pedrea del sorteo de Navidad.

Ahora resulta que viene Lass Diarrà. Así ha dicho que lo llamemos, porque como se parece tanto a Diarra (Mahamadou), que hasta comparten el apellido, ha decidido cambiar el nombre para disimular un poco. Mismo jugador… ¿para qué? ¿ Le hace falta al Madrid ahora un jugador de corte defensivo? Y la temporada que viene, cuando esté listo Mahamadou, ¿qué se va ha hacer con Lass? Una vez más, un desastre de planificación. En la Casa Blanca no hay cabeza, ni para fichar ni para dirigir, porque llegados un punto Ramón Calderón debería echar el freno a esta situación de derroche. Pero bueno, ¡que se va a esperar de un presidente que ofreció una cuantiosa prima a una de las plantillas mejor pagadas del planeta por ganar cinco partidos seguidos!

Lass ha costado cerca de 20 kilos. Drenthe costó algo parecido (unos 16) y no sabe centrar, Huntelaar más de 25, Van der Vaart y sus 10 millones y todavía falta por traer un extremo… Con toda esa pasta se podría haber fichado a Villa. Pero vamos, que no, ¡para qué!. El montenegrino prefiere despilfarrar poco a poco los euros y no apostar por gente con futuro, contrastada y de calidad. Cuando se vaya el hombre que selló la Séptima Copa de Europa deberá de poner en su currículum: yo me gasté 30 millones por un centrar, 36 por un hombre de cristal, 16 por un tipo que no sabe centrar y se rieron de mí en Valencia y Vila-Real. Bueno, y por todo el Viejo Continente. Sí señor. ¡Ah! Y además repesqué en invierno a un canterano que en verano no me valía.

Feliz Navidad para todos


A. Alvarez Rodrigo

miércoles, 10 de diciembre de 2008

El Madrid y su exangüe cantera


La semana pasada, justo cuando se cumplían 25 años del surgimiento de la “Quinta del Buitre”, uno de sus componentes, José Miguel González, abandonó la dirección de la cantera del Real Madrid dejando tras de sí una estela pestilente de la situación de las categorías inferiores. Según argumentó posteriormente, Michel, que perteneció a una de las grandes hornadas de futbolistas españoles, dejó el puesto por discrepancias con el presidente, Ramón Calderón, pues considera que se desprecia a los jugadores del filial. Éso está claro, no hace falta que lo diga Michel pues las promesas que salen de Valdebebas cogen todas las carreteras menos la del Bernabéu.

Aunque sí está bien que encienda las alarmas de la situación de abandono de “La Fábrica”. Dijo una vez Santiago Bernabéu que de la cantera tenía que salir, al menos, un jugador por temporada. Desde Casillas, sólo ha aparecido algún futbolista aislado como Miguel Torres. Pero de manera rutinaria las carencias se han solucionado a golpe de talonario.

A la vez que Michel dejaba su puesto, Pedja Mijatovic, director deportivo, anunciaba el fichaje de Klaas-Jan Huntelaar por 27 millones de euros. ¡Será por dinero!, pensará el montenegrino. Mientras, Negredo o Soldado marcan goles como churros en el Almería y en el Getafe, respectivamente. Pero lo mismo sucedió con Arbeloa, que triunfa en el Liverpool, mientras la dirección deportiva del montenegrino pagó otra millonada por Drenthe. Ahora se busca con urgencia a un extremo, cuando se ha despreciado a Granero, otra promesa del fútbol español.

En el otro lado del río, el Barça ha creado un equipo fundamentado en el trabajo de La Masía. Desde el entrenador hasta el último de la plantilla, para conseguir alinear hasta a ocho canteranos en el primer equipo. Valdés, Puyol, Busquets, Messi, Xavi, Iniesta, Piqué o Bojan. Todo un ejemplo de confianza en el trabajo de club.

El problema radica en la falta de idea en la dirección deportiva. Ni se tiene un estilo, ni se aspira a tenerlo. Fabio Capello, Bernd Schuster y Juan de la Cruz Ramos. Tres entrenadores muy distintos en dos años y tres meses. Es cierto, Calderón lleva dos Ligas de dos. Pero en el Real Madrid no vale sólo con ganar. Se debe guardar una imagen, un respeto hacia los rivales y unos valores fundamentales que no se están cumpliendo. Calderón y Mijactovic están nadando en medio del océano, perdidos y sin rumbo, y ahogando al madridismo en otra crisis institucional.


A. Alvarez Rodrigo

Foto: El Mundo

sábado, 6 de diciembre de 2008

Cantera para los rivales

A continuación, os pego un artículo de Santiago Segurola, director adjunto del diario deportivo Marca, publicado en la página web del mismo diario.

La cantera del Madrid refleja las profundas tensiones que aquejan al club desde hace dos décadas. Por una parte, cumple perfectamente con el primer requisito que se exige a los sistemas de formación: produce buenos jugadores. Sin embargo, no cumple con el principal objetivo: inyectar futbolistas en el primer equipo. ¿Es un problema de la cantera o del club? Fundamentalmente del club.

La misma indefinición que caracteriza al juego del Real Madrid afecta al resto de la estructura de la institución. Desde la Quinta del Buitre, no se ha observado una línea coherente en decisiones trascendentales: ¿cómo debe jugar el Madrid?, ¿qué tipo de futbolistas tiene que fichar?, ¿qué papel cumple la cantera? La nómina de entrenadores en los últimos 15 años dice todo de las urgencias y el caos que han presidido las grandes decisiones: Benito Floro, Jorge Valdano, Arsenio Iglesias, Fabio Capello, Jupp Heynckes, Guus Hiddink, John Toshack, Vicente del Bosque, José Antonio Camacho, Mariano García Remón, Wanderley Luxemburgo, José López Caro, Capello y Bernd Schuster.

La cifra (14 entrenadores) revela un estado constante de crisis. Igual de sangrante es lo que significa la lista, una sucesión contradictoria de técnicos que explica la falta de perspectiva de los dirigentes del club. En este clima de urgencia, tensiones y falta de definición, la cantera ha iniciado un proceso peculiar. Si el Madrid no está preparado para aprovechar su trabajo de formación, el fútbol español estará encantado de hacerlo.

Se trata de una perversión generosa. Desde hace nueve años, desde la irrupción de Casillas, ningún futbolista de la cantera se ha instalado como titular. El hecho puede interpretarse como un error en los procesos de formación o como un fracaso del club, incapaz de definir y aprovechar los recursos de la cantera. Es un fracaso del club, sin duda.

Desde hace muchos años, pongamos a Caminero como uno de los primeros ejemplos, el Madrid ha abonado el fútbol español con magníficos jugadores, muchos de ellos internacionales, con brillantes y largas trayectorias. El número de jugadores procedentes del Real Madrid es el más alto de la Liga española y el más notable por su éxito. Sin embargo, esta gran noticia para el fútbol está originada por un fracaso rotundo. El Real Madrid no sabe producir futbolistas para su equipo. El Real Madrid trabaja su cantera para mejorar a los demás. A sus rivales.


Foto: As

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Jesuli y su paso sin retorno

Jesuli, jugador la temporada pasada del Tenerife, ha desatado el lazo que retenía la caja de los truenos. Se sabía que dentro de esa caja había truenos. Al igual que se sabía que en todas las categorías al final de cada temporada los maletines corren de un estadio a otro en busca de finiquitar lo que algunos equipos no han sabido ganar en nueve meses. Es “vox populi”. Algo en lo que se cree pero que muy pocos han visto. Pero ahora Jesuli, el que menos tiene que perder en todo esto porque él, según dijo, cobró el dinero pero no jugó el partido – y por lo tanto no se dejó presuntamente perder- ha dado un paso que no tiene vuelta atrás.

Iñaki Badiola, presidente de la Real Sociedad, ha logrado un testimonio que demuestra una acción fraudulenta dentro del deporte. Independientemente de si Badiola puede o no ejercer a lo Sherlock Holmes, la palabras de ex jugador del Tenerife son un verdadero lingote de oro para Badiola. A partir de ahora, el Ministerio Fiscal tiene el asunto en sus manos. Tendrá que determinar si el Málaga pagó o no a los jugadores del Tenerife para dejarse perder en el último partido que disputaron ambos la temporada pasada, donde los costasoleños ganaron 2-1 y certificaron su ascenso a Primera.

Llegados a este punto hay que señalar dos conceptos dentro del misterioso mundo de las “primas a terceros”. Por un lado está el incentivo que un club promete a unos jugadores de otro equipo para ganar a un tercero. En este caso, aunque se está adulterando ciertamente la competición puesto que se presupone que todos los futbolistas salen siempre a ganar, no es tan grave como el soborno. El pago a un futbolista para que se deje ganar es un grave deterioro del deporte, amén de un delito. Considero que para evitar suspicacias, los incentivos por ganar, también prohibidos, se deberían de legalizar, para así evitar ese aura de sospecha constante.

La única solución es que los propios futbolistas alcen la voz ante este tipo de situaciones. Pero claro, para que denunciar si ellos se llevan sus euros. Al final, como siempre, el más perjudicado es el aficionado que acude con toda su ilusión al campo para ver ganar a su equipo.

El pasado lunes, José Ramón de la Morena, en El Larguero, recordó otros casos similares que se dieron a principios de los 90 -está última mitad de la pista-.





A. Alvarez Rodrigo

Foto: BBC

martes, 2 de diciembre de 2008

Anor... ¿qué? Anorthosis

Bien mirado, la fase de grupos de la Champions League puede ser una broma. Un motivo para sacar dinero a cuenta de las televisiones y para que los clubes importantes cojan rodaje. Bien mirado hay equipos que no merecen estar en esta competición porque no dan el nivel. Como el Basilea. Pobre imagen la del campeón suizo en esta edición que le han dado por todos los lados en el mismo grupo donde el Barça jugaba como adulto contra alevines.

No obstante de cada temporada sorprende un equipo, un jugador o un partido. En esta ocasión me quedo con el modesto Anorthosis. El primer conjunto chipriota en participar en la máxima competición del fútbol europeo, lejos de pasar inadvertido y con más pena que gloria (como el Basilea), habla muy bien del entusiasmo de una afición que siempre ha vivido en el exilio. El club es oriundo de Famagusta, una de las zonas invadidas por los turcos en 1974. Desde entonces juega en Lárcana. Los otomanos obligaron a los chipriotas a abandonar el lugar con lo justo. Pero el Anorthosis entró en la maleta y es lo único que le queda a su gente. El vago recuerdo de la tierra arrebatada.

Su caminar en esta edición de la Champions League comenzó pronto. Al ser un conjunto humilde inició la previa en las primeras rondas. La última puerta fue el Olimpiacos, donde Ernesto Valverde comenzaba una exótica andadura. El partido de ida fue espectacular: 3-0. El mero hecho de entrar en el bombo de la fase de grupos fue ya un éxito. Sin embargo, al equipo donde juegan dos ilustres como Dellas y Savio aún le quedaba guerra por dar. Empate en Bremen; victoria en casa ante el Panathinakos, derrota en Milán ante el Inter y posterior empate a tres en casa ante los de Mourinho con dos remontadas incluidas.

Anoche el Anorthosis iba ganando 2-0 al Werder en casa en el minuto 70. La clasificación estaba a mano. Sin embargo, la emoción del momento se apagó en el minuto 86, cuando Almeida estableció el empate. El estadio se quedó mudo y saboreó las mieles de una dulce “derrota”. Ninguno se abría imaginado llegar a la última jornada con opciones. Pero todavía dependen de sí mismos. Ganar en Atenas les da el pase para estar entre los dieciséis mejores del Continente. Sería el sueño que nunca imaginaron, pero que todo club humilde merece.

A. Alvarez Rodrigo

lunes, 17 de noviembre de 2008

Vidas paralelas

Artículo de Enric González publicado en El País (17 de noviembre de 2008). Una delicia, como acostumbra.



En el fútbol, cada uno es cada cual. Pero algunas instituciones se parecen bastante entre sí. Real Madrid y River Plate, por ejemplo. Ambos clubes tienen casi la misma edad (un año más viejos los argentinos), el mismo color blanco (con una franja roja los argentinos) y la misma convicción de pertenecer a una cierta aristocracia futbolística. Para entendernos: cuando Real o River pierden de forma miserable, siempre hay alguien que escribe que sus jugadores han deshonrado una camiseta de historial glorioso. Eso, la obsesión hidalga por la honra y la deshonra, lo tienen muy compartido. Ambos se consideran, currículum en mano, las sociedades deportivas más importantes de sus respectivos países.

También les une Alfredo di Stéfano. El héroe supremo del madridismo surgió de la cantera millonaria. A los de River se les llama millonarios por las fortunas que, en los años 50, gastaban en el mercado futbolístico: sus alardes económicos no eran muy distintos de los del Madrid de la época. También se les llama gallinas desde que, en una visita a la cancha de Banfield, alguien arrojó al césped una gallina y Óscar Pinino Mas, estrella de River, le pegó una patada al pobre animal para devolverlo a la grada. ¿Ven? Otra coincidencia: en 1973, cuando la Liga española volvió a abrirse a los jugadores extranjeros, el Madrid fichó precisamente a Pinino Mas. Ahora tiene otros dos productos hechos en El Monumental de River, Saviola e Higuaín.

Resulta curioso que Real y River, vigentes campeones en sus respectivos países, coincidan ahora en la crisis. La de los millonarios es muchísimo más grave: ocupan el último lugar de la tabla, han sido apeados de la competición continental y su entrenador, Simeone, dio el portazo la semana pasada. Ambas crisis, sin embargo, van más allá de los resultados. Tanto River como Real han ido perdiendo desde hace algunos años el sentido del juego y no recurren a otra cosa que a su ADN, en el que manda eso que llaman carácter. El River de Simeone ganó el Torneo Clausura del primer semestre con un fútbol muy ofensivo, pero ha vuelto a las dudas y la rabia anteriores a ese paréntesis. El Real, con Capello y con Schuster, ganó las dos últimas Ligas "apelando a la épica", como dice la prensa castiza. O sea, jugando mal. Y, por lo visto hasta ahora, no se perfila como favorito ni en la Liga ni en Europa.

Hay algo, sin embargo, que distingue a Real y River. La diferencia está en los otros. Hace unos pocos años, la Federación Argentina decidió que no descenderían de categoría los últimos clasificados, sino los que registraran peor promedio en las anteriores tres temporadas. Eso se hizo para salvar a los millonarios, que estaban en el fondo del pozo, pero tal vez algún día sirva también para salvar a Boca Juniors. El caso es que hubo que montar un mecanismo para conseguir que el megaderby argentino, River-Boca, pudiera seguir disputándose en Primera por los siglos de los siglos. En España, eso no hace falta. Real Madrid y Barcelona están siempre arriba y se reparten los títulos: en dos décadas, desde 1988, sólo en cuatro ocasiones han dejado de mojar uno u otro.

Eso, el distinto nivel de la competencia, muy fuerte en Argentina, en España limitada casi exclusivamente al rival de siempre, distingue a River y Real. Yo creo que, en un sentido amplio, es mejor lo de River. Mejor para todos.

Foto: El País

sábado, 15 de noviembre de 2008

No entiendo de fútbol

El Madrid pierde contra el Valladolid en Zorrilla. De fondo escucho a Heinze decir que el equipo no juega mal. En Internet leo que Schuter está tranquilo. En el fondo uno se siente contrariado. ¿Acaso yo he visto otro partido? ¿Acaso los que jugaron en Pucela de azul no era el Real Madrid? ¿Me ha puesto el camarero otro partido? Tanta dudas, tantas preguntas sin respuesta. Bueno sí, hay una. O yo o ellos no vemos lo mismo.

Si soy yo el que tiene que graduarse la vista, cosa que hice en septiembre, pues en el fondo estaré tranquilo. No por la vista, ya que tendré que comprarme una gafas con un cristal bien grueso sino porque en realidad me doy cuenta de que yo no sé nada de fútbol y que el Real Madrid acabará ganando algo (la Copa ya creo que no, a no ser que me lo desmienta Schuster o Mijatovic), al igual que hace dos años Capello encabezó semejante remontada, después incluso de que en el Marca pidieran su cabeza a tumba abierta. Entonces pensé que aquello, remontar de tal manera, había sido un fenómeno de la naturaleza. Como la aurora boreal. Pero ahora, que yo no sé de fútbol, pienso que pudo ser una estrategia que Schuster ha planeado desde el inicio para conquistar su segunda Liga consecutiva con el Madrid.

Dentro de mi confusión y mi desconocimiento ya no sé si el Barça juega bien o no. A ver si le preguntan al alemán o a cualquiera de la plantilla para cerciorarme de que definitivamente he perdido la cabeza y que después de tantos años jugando y viendo fútbol, definitivamente no me han servido para nada.

Schuster dice que el Madrid no mereció perder. Yo creo que sí. Pero claro, él ha sido jugador profesional y tiene carné de entrenador. Sin embargo, yo soy un simple aficionado. Definitivamente, no entiendo nada de fútbol.

A. Alvarez Rodrigo

Foto: Marca

martes, 11 de noviembre de 2008

Sin Nadal, pero... ¿por qué no?

Se confirmó el peor augurio: Nadal no jugará la final de la Copa Davis contra Argentina. España pierde a uno de sus mayores pilares. No sólo porque el manacorí es el actual número 1 del ránking de la ATP, sino también por el miedo que le tenía el país suramericano. La cargada temporada que ha sufrido Rafa le ha provocado una tendiditis en su rodilla derecha. Dice que no puede aguantar el dolor. ¡Cuán fuerte tiene que ser para que este toro no lo soporte! En total ha jugado 93 partidos que le han llevado a desbancar a Roger Federer, rey e incluso tirano del tenis mundial en el último lustro.

Al tiempo que se anunciaba su renuncia, en Argentina saltaban de alegría. El rival de España, que parte con el factor cancha a favor, ya se ve campeón por primera vez en la historia de la mítica ensaladera que corona al mejor equipo nacional de tenis. Vamos, es lo más parecido a un Mundial. Pero, precisamente porque se trata de una competición por equipos, la eliminatoria no está perdida. Ahora la estrategia es aprovechar la euforia y casi, casi, la prepotencia de la que están pecando los albicelestes para afrontar la final con mucha más rabia y fuerza.

En el mismo momento en que concluyó la semifinal, desde Buenos Aires ya se calentó el duelo. ¡Los argentinos son expertos en ello! Aquellas palabras de Juan Martín del Potro, fruto de la euforia y de la obsesión con Nadal, avisaron de que va a ser un partido vibrante y muy caliente. Tal es el grado de fiebre de los argentinos con el número 1 del mundo que cambiaron de pista. ¿Y ahora qué? Pues ahora ya se ven campeones porque no está Nadal. Sin embargo, Argentina olvida una cosa: la final la juegan contra España, no contra Nadal. Si fuese por un jugador, Suiza ya habría llegado a alguna final.

Si uno mira el ránking de la ATP se encuentra a cinco tenistas españoles entre los 41 mejores. Por su parte, Argentina sólo tiene a dos. Sí, es cierto, uno es del Potro, en gran estado de forma y con un juventud que rebosa ambición y un gran futuro, pero que está jugando el Máster Series de Shangai; y el otro Nalbandián, el mejor tenista de su país (con permiso de Guillermo Vilas) y gran artífice de que Argentina esté en la final, pero que no ha tenido una buena temporada. También es cierto que en los partidos individuales España parte ahora con mucha desventaja.

David Ferrer ha realizado un año por debajo de las expectativas y Almagro, presumible recambio de Nadal, no ha obtenido grandes resultados en los torneos importantes. En lo que respecta al “dobles”, por una vez veo a los nuestros con más opciones. Desde el principio se creó una pareja (Verdasco-Feliciano) con el objetivo de sacar un resultado en la final. Ahora ha llegado su momento. Los argentinos no tienen un “dobles” fijo, ya que Nalbandián (que suele jugar tres partidos si la eliminatoria se complica) ha compartido cancha con Caña y Acasuco (que será su compañero, ante la ausencia de Cañas en la convocatoria de Mancini).

La posible saturación de Nalbandián, la prepotencia argentina, más la ambición y la humildad de un grupo de tenistas que nunca han ganado la Davis tienen que llevar a España a alzar su tercera ensaladera. ¡Acaso no ganó la selección de baloncesto una final del Mundial sin Pau Gasol!


A. Alvarez Rodrigo

Foto: El País

sábado, 8 de noviembre de 2008

El mejor recuerdo

Para aquellos que disfrutamos del fútbol y que sufrimos con la Selección, ahí va un excelente reportaje de Informe Robison sobre la Eurocopa de Austria y Suiza que ganó España

http://www.plus.es/esp/informe_robinson/t2p2/_esp_//index.html

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Sobre Iturralde, aficionado del Athletic


Las últimas semanas están siendo muy prolíficas en cuanto a comentarios absurdos y que dan juego para crear polémicas. Si hace siete días comentaba las declaraciones de Ferguson y Mijatovic sobre el franquismo, uno, y sobre conspiraciones arbitrales, otro, en esta ocasión el figura ha sido Eduardo Iturralde, cuyo nombre artístico es Iturralde González. Este árbitro de la Primera División se declaró aficionado del Athletic de Bilbao en una radio vasca, amén de meterse con tal y cual grupo de comunicación que a mí me trae sin cuidado.


El caso es que este colegiado ha tomado partido por uno de los clubes a los que puede que tenga que juzgar indirectamente en el futuro. Es, más o menos, como lo de la Reina y sus afirmaciones sobre el matrimonio gay. Iturralde tiene que comprender que él es un juez, y por tanto imparcial, de una competición en la que se mueve mucho dinero. Por muchos sentimientos que tenga, no debe hacerlos públicos. Ahora se ha posicionado y todas sus acciones van a ser miradas con lupa, más aún si cabe. Le lloverán las críticas y las tortas en los estadios cuyo equipo se juegue algo con el Bilbao. Luego, volverá a salir del agua para quejarse de la persecución que sufren los árbitros.


Es cierto que en la sociedad futbolística los trencillas tienen una mala fama. Bueno, unos más que otros, pues un servidor prefiere el arbitraje inglés al español. En un partido de la Premier los colegiados hablan con los jugadores, les explican el porqué de la amonestación o les avisan de una manera cordial de una posible tarjeta. Por su parte, Iturralde es de la escuela “Yo mando, yo saco la tarjeta y aquí que nadie hable porque se va a la calle”. El colegiado vasco se ha metido en un callejón sin salida. Y la única solución que veo es que deje el arbitraje de Primera División, porque si no podría llegar un momento en el que adultere la competición.


A. Alvarez Rodrigo

jueves, 30 de octubre de 2008

Menos mal que sólo es fútbol

El fútbol no es como la política. Eso está claro, afortunadamente. No es decisivo para el futuro del país, es eternamente más divertido, reúne a un mayor número de gente, pero sólo es un deporte. Por eso, cuando las personas relacionadas con este mundo ejercen de políticos, las salvajadas y sandeces están aseguradas.
Desde el domingo han ocurrido hechos lamentables que, por inmiscuirse en el territorio deportivo, van a quedar sin castigo. El primero en abrir fuego fue Pedja Mijatovic. Su teoría de la conspiración es más propia de la época de la Guerra Fría que de la Liga española. Sus acusaciones, que se toman a broma, son muy serias. Está hablando de una corrupción arbitral, de un engaño en un mundo donde hay miles de millones de euros en juego. Se trata de un delito que podría acabar en los tribunales.

Pero el director deportivo del Real Madrid lo dejó ahí, como el que no quiere la cosa. Al igual que Alex Ferguson. El título de Sir define a una persona distinguida y de alta cultura y educación. Lejos de la realidad, el entrenador del Manchester United acusa al conjunto blanco de ser “el equipo franquista”. ¿A qué viene eso? Al parecer su intención era dejar claro que el Madrid consigue todo lo que quiere. El tema del franquismo es tabú en este país, pero… ¿se imaginan la que se hubiese liado si, por ejemplo, hubiera dicho que el Bayern de Munich es el club de Hitler? ¿O que el CSK de Moscú es un club stalinista? El galés tiene que andar con ojo porque, y más ahora, el tema de la dictadura es muy delicado y cualquier chispa puede preparar un enorme incendio.

En ocasiones las personas relacionadas con el deporte deberían cerrar la boca. Sobre todo en el mundo del fútbol, tan seguido en nuestro país. Entonces, según Ferguson, ¿para ser aficionado del Real Madrid hay que ser franquista? O, según Mijatovic, ¿el Madrid está siendo perseguido para que no gane esta liga, después de vencer en los dos últimos campeonatos? Si tiene pruebas que vaya a los tribunales y sino que acate la ley del silencio. Menos mal que sólo es deporte, sino estaríamos en guerra civil cada semana.

A. Alvarez Rodrigo

lunes, 27 de octubre de 2008

El Zamora y la Copa


El Zamora consigue un sabroso punto en Ferrol. Digo lo de sabroso no por el empate, que como dice Tomé, un equipo fuerte como el nuestro siempre tiene que salir a ganar, sino porque en un segundo plano le hemos robado dos puntos a un equipo que, aunque ahora pase apuros, seguro que llega arriba en la segunda vuelta. Ya ocurrió hace dos años, cuando consiguieron el ascenso. Recuerdo que esa temporada, en diciembre, le cedimos al venezolano Jonay. Entonces ocupaban un puesto en la mitad de la tabla. En junio, el Racing consiguió al ascenso. Con Jonay de titular indiscutible, por cierto.

Por eso el punto del domingo está bien. Pero es necesario refrendarlo la próxima jornada en Irún. Campo difícil y rival aún más complicado. Sin embargo, en este punto entra en juego la Copa del Rey. El Zamora no la juega, lamentablemente. Pero el Irún sí. Y ante el Real Madrid. De modo que podemos aprovechar la resaca que tengan, ya que como nos ocurrió a nosotros con el Barça, esta semana lo más importante para ellos es el Madrid, y no el Zamora.

Por otro lado me gustaría hacer mella en el hecho de que el equipo rojiblanco lleva tres jornada sin encajar goles. Hemos recuperado esa faceta defensiva que tanto nos dio la pasada campaña. A ver si así logramos olvidar a Jorge y Gurru, grandes jugadores ellos, pero que ya no están. La añoranza no es un fundamento de futuro.

La defensa que ahora forman Cabezas, Tomás, Domingo e Ibón ha logrado ya esa compenetración que requiere el muro de todo equipo. A ello ha contribuido Lomba. Su lesión le ha sacado fuera del equipo, donde no debería de entrar más. Su excesiva confianza, con regates dentro del área propia, y su dañina lentitud hacían de la del Zamora una zaga facilona. Es cierto que Lomba también estaba la temporada pasada cuando el equipo rindió tan bien en la faceta defensiva. Pero en el inicio de esta abusaba demasiado del regate y de una veteranía de la que no puede alardear. Los cinco goles en contra le permiten a Dani ser uno de los “Zamora” de la categoría, junto con el leonés Bermúdez (ya que en el Irún, que también ha encajado sólo 5 goles, han jugado sus dos porteros)



A. Alvarez Rodrigo

Foto: La Opinión de Zamora

jueves, 23 de octubre de 2008

Sin alas no hay vuelo

Trascurrido ya el suficiente tiempo como para poder analizar al II Real Madrid de Bernd Schuster la conclusiones son poco alentadoras. De nuevo el equipo flaquea en defensa, gana con angustia cuando se adelanta en el marcador y pierde cuando se ver por detrás. En lo que va de competición, los blancos aún no han remontado ningún partido. Y claro, en Turín no iba a ser menos, después de 46 años sin ganar a la “Vecchia Signora”.

El partido del martes evidenció, de manera definitiva, lo que muchos pensamos: este equipo no tiene especialistas en las bandas. Bueno sí, tiene uno, Robben, pero su fragilidad cristalina le castiga a jugar un partido de cuatro. Una lástima, porque el holandés es una especie en extinción: extremos que encaran y se van de su lateral una docena de veces por partido, como aquel Joaquín del Betis, desenfadado e inconformista que no era capaz de parar ningún defensa.

Sin extremos, el Madrid se embota por el centro. Contra el Atlético le puede servir, porque el rival se presta a un intercambio de golpes que no sabe medir y que acaba perdiendo a favor de un conjunto blanco al que le van más las idas y venidas que sólo las idas. Eso le ocurrió en el Comunale. La Juventus, con el 1-0 en el minuto cinco, sólo le permitió ir. El equipo de Ranieri, aún con bajas, es un poco ramplón y solo tiene inteligencia en el ex sevillista Poulsen, ausente el martes.

Pero lo dicho. Cuando el Madrid tiene que meterle mano a un equipo que se encierra con cierto orden, no sabe cómo hacerlo. Van der Vaart y Sneijder se consumen en intentonas inútiles por el centro que acaban con disparos lejanos. Eso sí, porque los holandeses, curtidos de nacimiento con un buen disparo, siempre concluyen las jugadas. Pero la solución no es esa. Sin Robinho y con Robben de vez en cuando, el equipo de Schuster no juega por banda. Van Nistelrooy se desgasta en demasía cayendo al puesto de extremo, cuando debería de esperar dentro del área, donde es letal.

El entrenador alemán no lo ve. Aunque me cuesta creerlo por lo evidente del asunto. Pienso que no lo quiere ver, porque sino le tocaría ir a sala de prensa, donde se confiesa sin tapujos cual feligrés en un confesionario, a quejarse de la incompetencia de la directiva para hacer una plantilla equilibrada. Sin alas no se puede volar y la Décima está en el cielo.



A. Alvarez Rodrigo

miércoles, 15 de octubre de 2008

El columpio de la UEFA

La UEFA ha demostrado todo su poder y tiranía en el fútbol europeo con una sanción al Atlético de Madrid que huele más a venganza contra España que a un verdadero castigo a un club por incumplir las normas de seguridad. Lejos ya de la poca simpatía que siente Michel Platini por nuestro país, cerrar el Calderón por dos partidos parece desmesurado y dictatorial, a tenor por lo visto en las imágenes del video de seguridad. Es decir, lo cierro porque lo digo yo, que soy la UEFA, y punto.

A pesar de que el máximo organismo futbolístico del continente ha permitido disputar en el coliseo rojiblanco el partido contra el Liverpool, la medida parece más un sentimiento de compasión que una rectificación, ya que la UEFA esgrime motivos organizativos ante la inminente disputa del encuentro. El cierre no sólo afectaría a los miles de aficionados colchoneros, sino también a los miles de “reds” que ya tienen su entrada comparada para el choque.


En este mundo loco, donde la violencia, desafortunadamente, está a la orden del día en casas y calles y que, para más desgracia aún, inunda los campos de fútbol, es difícil saber quién tiene la razón. Por un lado, los vídeos demuestran que los aficionados franceses repelieron el ataque de la Policía Nacional. Imagino que los policías actuarían para poner orden y mantener la seguridad en el campo, no para alterar el ambiente y provocar un enfrentamiento contra los hinchas. Hay que ser muy enrevesado (como Platini y sus allegados) para pensarlo.


Además, hay que tener en cuenta que poco tiempo antes se le había incautado a aficionados del Sevilla (que son de la misma cuerda y amigos de los marselleses) casi medio centenar de bates de beisbol, cadenas y demás artilugios en su desplazamiento al Calderón. Entonces ya se habló de la posible conexión entre ambos grupos de energúmenos.


Los franceses claman por un exceso de poder policial, algo que les ocurre a todos los aficionados radicales que se desplazan a cualquier lugar y que se ven maniatados por las respectivas policías. Es mejor, pecar de seguridad, que no de inseguridad. La UEFA se columpia al son de sus amigos. ¿Y qué dice Villar de todo esto? No hace declaraciones. Por si acaso.



A. Alvarez Rodrigo


En el siguiente video se pude admirar la poca educación que hay en el resto de Europa. Es más, al lado de estos aficionados del Lejia de Varsovia, los policías del Calderón son hermanitas de la caridad.

miércoles, 8 de octubre de 2008

No a la liga de filiales

De nuevo surge el “rum, rum” de la liga de filiales, que podría ponerse en marcha la próxima temporada 2009/2010. Al parecer, porque las informaciones son confusas y escasas, la idea de algunos clubes, que ya cuentan con el apoyo mayoritario del resto, es formar una categoría cerrada en la que compitiesen los equipos B de los conjuntos que forman parte de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Es decir, una competición con 42 equipos.

Se desconocen gran parte de las condiciones, como la edad máxima de los jugadores o si se van a dividir en grupos a los distintos equipos. El objetivo es proteger a los jóvenes futbolistas españoles, ya que, según la LFP es preocupante el ínfimo número de filiales que hay en Segunda, Segunda B y Tercera. Pero también, la idea viene del modelo inglés, que posee una liga semejante.


Sin embargo, ¿qué sentido tiene agrupar a todos los filiales en una competición en la que no habrá ni ascensos ni descensos? ¿Cuál será la motivación de los equipos que no luchen por conquistar el primer puesto? ¿Qué ocurrirá si uno de los 42 equipos “mayores” baja a Tercera, o si por el contrario un club no adscrito a la LFP sube a Segunda?


Los promotores del proyecto dicen que también se pretende crear dicha liga para que los filiales no adulteren las competiciones ya que están a merced de que sus equipos matrices puedan convocarles algún jugador, como es el caso del Sevilla Atlético de Segunda. ¿No será que a muchos clubes les molesta jugar contra equipos B, cuyo principal objetivo, en la mayoría de los casos, es formar jugadores?



Tampoco entiendo la postura de los clubes, que han apoyado dicha liga desde el principio. La presencia de los filiales en Segunda B es molesta para muchos equipos de la categoría que pretenden ascender a la División de Plata. Ahí si es lógico el desagrado por la presencia de un B que pueda dar al traste con un proyecto millonario del club de una ciudad. Pero, ¿para los clubes de la LFP no es mejor que sus jóvenes promesas disputen partidos competitivos como los de una fase de ascenso o que sientan la presión por no descender?


La motivación y la competitividad son mucho más importantes en la fase final de formación de un futbolista que el hecho de jugar con gente de su propia edad. Además, ahí están los resultados. El Espanyol ha tenido a su equipo B en los últimos años entre Tercera y Segunda B. Si uno se fija en la plantilla perica de Primera, los canteranos forman el grueso del equipo. Lo mismo ocurre con el Osasuna, Las Palmas o el mismo Athletic.

El mayor obstáculo de los jóvenes futbolistas españoles no es la categoría donde militan, sino el dinero y la obsesión de muchos clubes por fichar extranjeros a los que apenas han visto jugar.




A. Alvarez Rodrigo

jueves, 11 de septiembre de 2008

El miedo a que no vengan

Dice Juan Antonio Samaranch que nadie puede dudar de los éxitos de Rafael Nadal. Es cierto, hay cosas en esta vida que no se pueden discutir. Como la gravedad. Existe y punto. Sin embargo, en los últimos años en la votación del Premio Príncipe de Asturias prima más el hecho de ser español y el miedo a que el ganador no pase a recoger el papel y sólo se preocupe de que le ingresen el dinero en su cuenta bancaria.

Con ello no quiero decir que Nadal no merezca el galardón. Ni mucho menos. Faltaría más, pues es como si dijera que no hay gravedad. Pero sí creo que Michael Phelps se merece el premio un poco más que el manacorí. El nadador americano ha conseguido un hecho histórico. Ocho medallas de oro. Más que toda la delegación española. ¡Y en una semana! Phelps ha maravillado al mundo entero desde Pekín. Él sólo ha pulverizado marcas y destrozado a sus rivales. Nadie antes lo había logrado. Y todo desde la humildad y la lucha diaria. ¿Soberbia? Él dijo que iba a por todas. Encontró lo que buscaba. Por ser el mejor no se le puede tachar de soberbio.

Nadal está compitiendo a un gran nivel este año. Roland Garros, Wimbledon, los Juegos Olímpicos… Son logros importantes. Es cierto. Pero algo que varios tenistas ya habían conquistado con anterioridad. Lo de Phelps es un mito. Ni siquiera él sabe si lo volverá a repetir. Al deportista español le quedan varios, que digo varios, muchos años por delante. Ganará el US Open, triunfará en Australia, y si Dios quiere, puede que consiga vencer en los cuatro grandes y alzarse con el Gran Slam.

Un caso similar ocurrió hace unos años, cuando Fernando Alonso, tras llevarse al bolsillo su primer mundial de Fórmula Uno, recibió el Príncipe de Asturias. Muy precipitado, pues al asturiano le quedaba, y aún le queda, una carrera deportiva larga y plagada de éxitos (aunque ahora está en un bache, o mejor dicho, con un coche de piedra). Sin embargo, Michael Schumacher, siete veces campeón automovilístico, no vio valorizada su carrera hasta un año después que el piloto español.

Con estas decisiones los jueces devalúan el premio. Les puede la pasión y la sangre española antes que la cabeza fría y la imparcialidad. Entonces, ¿cuándo se le va a reconocer a Phelps su mérito? ¿El próximo año cuando no haya españoles a los que premiar y cuando galardonar al americano ya esté fuera de contexto?

Aunque una cosa es cierta: si el jurado busca reconocer el ejemplo y no el triunfo, han acertado de lleno. Nadal es todo un ganador, como John McEnroe. Pero el español es un señor, “impecable”, como afirma la decisión. En cualquier caso, ¡enhorabuena Nadal!


A. Alvarez Rodrigo

viernes, 27 de junio de 2008

La España del 2008


Pues sí, resulta que es verdad. He leído todos los periódicos, habidos y por haber; he visitado miles de páginas web; he escuchado la radio, la azul, la amarilla, la naranja, la verde…. Y todos coinciden. España ha llegado a la final de la Eurocopa del 2008. Hasta que no me he parado a pensar quiénes jugarán la final, no he tenido un gramo de consciencia de que la Roja estará allí, en Viena, en el Happel, en la historia.

Daba gusto pasear ayer por las calles. Pitidos de coches engalanados de rojigualda, sonrisas como rajas de sandías (que dice Juanma Trueba es su literaria crónica del As) en las caras de los niños, de los viejos, de las mujeres y de los hombre. España era un país feliz. Todos nos sentimos aliviados. Liberados de un tópico que afectaba al fútbol. La de ayer, y la de hoy también, es una felicidad extraña, rara, nueva. Como la del primer día con tu novia. Todo está perfecto y el futuro se mira con optimismo.

La victoria de la Selección española demuestra la importancia del fútbol en la vida de las personas. Sólo es un juego, sí, pero un juego que hace feliz a la gente. Es difícil alcanzar tal sentimiento en otras facetas de la vida. Es fútbol es uno de los elementos más influyentes en las personas. En este país se han ganado mundiales de baloncesto, balonmanos, fútbol sala…. Pero la magnitud, jolgorio y capacidad de congregación del fútbol no tiene igual.

El domingo espera Alemania. No dan miedo, aunque sí respeto. Pero después de la segunda parte contra Rusia, no tememos ni al mismísimo Brasil del 70. Quizá el lunes se empiece a hablar de la España del 2008.

A. Alvarez Rodrigo
Foto: As

lunes, 23 de junio de 2008

Hay vida después de cuartos

Italia tenía un hada, pero España tiene un santo. Iker Casillas, joven portero de Móstoles que ha sabido conjugar la calidad y talento con la suerte y oportunismo, ha parado dos penaltis que han supuesto la clasificiacón de la Selección, 24 años después, a la penúltima ronda de un gran evento absoluto. Se ha pasado la barrera de los cuartos de final. Algunos dudábamos que después de cuartos hubiese vida. Pero resulta que sí, que hay algo que se llama semifinales o algo así.

Es difícil de creer que España haya eliminado a Italia en la tanda fatídica, después de un partido igualado, donde cada uno ha jugado sus bazas. Los transalpinos esperando su oportunidad, su flor en el culo. Los nuestros tocando de aquí para allá, buscando el gol a través de una bonita jugada. España lo ha merecido. Los españoles nos lo merecemos, leñe.

Fracaso tras fracaso. Corea, Francia, Inglaterra… Siempre la misma historia. Todos los campeonatos el mismo fiasco, la misma cara en los cuartos. Cara de pardillos, de tontos. Ahora son los italianos los que lloran. Hace dos años tocaban en cielo. Hoy lo tocamos nosotros. Sólo hemos llegado a semifinales, algo común en la vida e historia de un italiano, de un alemán, de un brasileño…. Pero no en la de un español.

La victoria de los chicos de Aragonés es la alegría de un pueblo que vive el fútbol con más entusiasmo que su vida diaria. El fútbol es la referencia, la otra vida, la bábula de escape del trabajo, del matrimonio, de los estudios. Las calles de España sonríen, se sienten felices, respiran aliviados, llenos de esperanza, de júbilo… y lo más importante, han recuperado la ilusión. Se había perdido. Los cenizos que augurábamos otra eliminación éramos muchos. Gracias a Dios, Villa, Torres, Marchena, Casillas, Sena, Xavi, Cesc… nos han callado la boca y mostrado el camino que lleva, de momento, a las semifinales contra Rusia.

Ahora toca disfrutar.

A. Alvarez Rodrigo

Foto: As

viernes, 20 de junio de 2008

El hada de Italia


El gol de David Villa a Suecia obligó a España a ser primer de grupo. De haberlo sabido, muchos hubieran preferido clasificarse en segundo lugar y no enfrentarse a Italia. Aunque el rival fuese Holanda. Pero Italia es una bestia negra para la Roja, que lleva sin derrotarla en partido oficial desde hace 88 años. Ahí es nada.

España está realizando un juego alegre, vistoso y bonito en Austria. Es, junto con Croacia y Holanda, el único equipo que ha ganado los tres partidos del grupo. Además, después de diez días de torneo, España, Holanda y Portugal se han convertido en las favoritas para suceder a Grecia. Pero llegan los cuartos y con ellos los fantasmas. Nos empezamos a acordar de Corea, Francia, Inglaterra, Italia… y la presión se multiplica por mil.

Por su parte, nuestro rival del próximo domingo llega al encuentro como mandan los cánones. De menos a más: primer partido, derrota; segundo, empate (y gracias); y tercero, victoria. Es decir, de menos a más, que es la evolución que sigue todo campeón. Italia ya lo hizo en el pasado Mundial de Alemania. Ganó a Australia de penalti injusto en el último minuto. A la italiana, vamos. El martes ganaron, sí, pero también recibieron el favor de Holanda, que venció a Rumanía.

Al contrario que a España, que los fantasmas le salen hasta de debajo de la cama, la azzurra parece tocada por un hada. Siempre ese oportunismo, esa suerte, ese gol en el descuento… En la Eurocopa del 68 llegaron a la final gracias a una moneda. Empataron con la URSS en semifinales y el ganador del partido se decidió a cara o cruz. Como no, salió cara. Pero, más que suerte, es una mentalidad triunfalista. Italia no se permite pensar ni un segundo en la derrota.

España e Italia son dos países parecidos: idioma, cultura, clima… Sin embargo, los italianos superan con más facilidad las adversidades. No se asustan ante los problemas, acostumbrados a un sistema político inestable, con continuos cambios de presidentes, la inestabilidad es algo común en el país de la bota. Mientras que España es la cara opuesta. Pesimista, miedosa y perdedora.

Por eso, si hay algún favorito el domingo, esa es Italia, que por algo son los campeones del mundo. Aunque, una vez que el árbitro indique el inicio del partido, serán once españoles frente a otros tantos italianos. La historia, los datos, las estadísticas no importarán. Decidirá el balón… y el hada.


A. Alvarez Rodrigo

miércoles, 18 de junio de 2008

Orgulloso del Zamora C.F.

Cuando me preguntan de qué equipo soy, respondo con inmediatez y casi como acto reflejo que del Zamora C.F. Muchos me miran extrañados, y otros me dicen que deje de vacilar. Algunos me insisten y, de nuevo, inquieren cuál es mi equipo preferido. Por segunda vez respondo que el Zamora C.F.

Es difícil ser de un club modesto cuya mayor alegría ha sido un acenso a Segunda División B. Pero, ante la falta de grandes triunfos, quienes sentimos los colores desde lo más hondo del corazón, nos hemos emocionado, cual triunfo en Copa de Europa, con pequeñas batallas. El gol de Aiert: en Sevilla, el de Curiel al Castellón, la tanda de penaltis ante la Real... y, por supuesto, la eliminatoria ante el F.C. Barcelona.

Escribo esta carta antes del partido de vuelta de Vallecas. No quiero que el resultado, sea positivo o no tan positivo, influya en mi forma de ver las cosas, ahora que la ilusión por jugar la próxima temporada en Segunda División está aún intacta. Me viene a la memoria el partido del Cádiz. El gol de Simón en la Tacita de Plata fue el inicio de un camino que seguro tarde o temprano concluirá con éxito. Miro con nostalgia a Castalia. Allí lo tuvimos muy cerca. O los agrios partidos contra el Algeciras.

Lo mal que lo pasamos en el Helmántico para mantener la categoría me hace recordar cual es el sitio del Zamora CF. Hace dos años sufrimos mucho. La Tercera acechaba como un tigre detrás de un arbusto, listo para matar. Poder jugar un play off de ascenso a Segunda División A es un premio magnífico para un club pobre pero honrado. Esa es nuestra mayor virtud y de la que nos tenemos que sentir orgullosos.

El equipo de esta temporada ha vivido por encima de sus posibilidades. Lesiones, problemas internos, plantilla muy corta... Sin embargo, los jugadores lo han dado todo, se han convertido en unos verdaderos guerreros. Gran culpa de todo ello la tiene Tomé. Su carácter distante y frío es propio de una persona que ha sufrido muchos palos en el fútbol. Pero su compromiso es ejemplar, digno de alabanza. Desconozco si Tomé seguirá en el equipo. Eso sólo lo saben Casas y él. Pero tengo claro que si el Zamora sube alguna vez, gran culpa del ascenso la tendrá el entrenador leonés. El nos enseñó el camino.

Respecto a los jugadores, como cualquier aficionado con su equipo, discrepo de algunos e hinco la rodilla ante otros. Pero a todos, a todos y cada uno de los futbolistas que han participado de una manera o de otra a escribir otro bello párrafo en la historia de mi equipo del alma, les quiero dar las gracias. Gracias por hacerme soñar, sufrir, morderme las uñas, gritar, aplaudir, llorar. De verdad, es un honor pertenecer a un sentimiento de un equipo humilde, donde cualquier alegría vale mil veces más que una del Real Madrid o del Barça.



A. Alvarez Rodrigo


Foto: El Norte de Castilla

sábado, 7 de junio de 2008

La República Checa ahoga la fiesta helvética (0-1)

Sverkos aprovechó un fallo de Suiza para dar tres puntos a su selección

Suiza y República Checa comenzaron la Eurocopa con un flojo partido en el que un solitario gol de Sverkos otorgó tres puntos a la selección dirigida por Brückner. Los suizos, obligados por su condición de local, llevaron la iniciativa del encuentro pero no supieron cómo superar a una muy colocada República Checa. Vonlanthen disparó al larguero a falta de siete minutos para el final. Los suizos, a punto de quedar fuera de “su” Euro.

A. Alvarez Rodrigo

Ninguno de los dos quería perder. Y al final, perdió la que menos se lo mereció. El miedo de Suiza y República Checa propiciaron un partido inaugural soso, frío y sin condimentos. Las televisiones se tendrán que estrujar el cerebro para sacar ocasiones de un partido en el que apenas hubo disparos a puerta. Entre tanta mediocridad, fue Suiza la que más buscó el triunfo, pero sólo después del descanso, porque antes ambas selecciones regalaron 45 minutos de sopor y falsa felicidad.

Es decir, la felicidad que sentía el público helvético por iniciar “su” Eurocopa. Mejor dicho. “Su media” Euro. Porque la otra mitad es de Austria. Sobre el papel, Suiza era la favorita para llevarse el partido. Jugar en casa y ante un renovado combinado checo, que no cuenta ni con Nedved, ni Rosicky. Pero en la mente de los dos veteranos seleccionadores sólo había un propósito: no perder. Y cuando dos equipos juegan a no perder es sinónimo de empate.

Suiza y República Checa son muy parecidos. Les gusta replegarse atrás y jugar a la contra. Total: una mitad de partido tirada a la basura. Ninguno quiso la pelota. Si acaso un poco más los suizos, pero más por vergüenza que por intención. Mucho toque y poca profundidad. Si el partido inaugural es un ejemplo de lo que va a ser el torneo, es mejor apagar la televisión y aprovechar el tiempo en otra cosa, como ir a la playa. Incluso, una partida de ajedrez hubiera tenido más emoción.

Un partido de ajedrez
En realidad, el encuentro se pareció mucho al ajedrez. Los dos rivales se habían estudiado mucho, sabían los movimientos de memoria. Todos los jugadores estaban encorsetados. El único que se salía del guión era el delantero suizo Frei, un caballo blanco saltando de casilla en casilla. Hasta que un peón checo se lo comió. Frei abandonó el campo lesionado, con el rostro lleno de lágrimas que denotaban que quizá se pierda el resto de campeonato.

Aunque para Suiza pueda ser más corto de lo esperado. Los checos la arruinaron la fiesta. Igual que ellos arruinaron a los ingleses la suya en la Euro del 96, cuando un gol de penalti de Turkyilmaz a falta de cinco minutos puso el empate y el miedo en Wembley. Ahora les ha tocado a ellos sufrir la amargura del fracaso. Porque para los suizos, no pasar de la liguilla será un fracaso.

Por su parte, los checos ganaron casi, casi sin querer. No lo intentaron mucho. Agazapados atrás esperaron y esperaron. Hasta que les llegó una oportunidad. Un saque de esquina mal achicado por los helvéticos dejó a Sverkos sólo ante Benaglio. El máximo goleador de la liga checa lo metió, pero más que nada porque Lichtsteiner le tocó en el pie y le salió un disparo errado. Bueno, errado no, porque la pelota acabó en la red suiza. Era el minuto 75. A la República Checa sólo le quedaba hacer lo mismo que hasta entonces: esperar. Aunque esta vez, esperar al silbido final de Rosetti.

Lo intentaron los helvéticos. Con más intención que fortuna. Precisamente la que le faltó a Vonlenthen cuando a siete metros de la portería de Cech disparó al larguero, en una jugada muy protestada, porque Ufjalusi golpeó con la mano al balón dentro del área. Pero no había nada que hacer. Ahora, están obligados a ganar los otros dos partidos si quiere pasar a cuartos, donde nunca han llegado. Mientras que los checos han visto como subían tres puntos a su casillero, cuando hubieran firmado uno.

jueves, 5 de junio de 2008

Nada está escrito

El próximo sábado comenzará la Eurocopa 2008 de Austria y Suiza. Una competición internacional donde se dan cita lo más fuerte del fútbol mundial (salvo Brasil y Argentina) y donde el espectáculo y los altos beneficios están asegurados. Con los Juegos Olímpicos a la vuelta de la esquina, la Euro se convierte en el primer plato de un verano deportivo 100%, que contará con muy pocos días sin deporte de alto nivel.

En un principio, la ausencia de un anfitrión fuerte provoca una igualdad entre una terna de equipos con posibilidades de ganar. Con todo el respeto hacia Grecia, defensora del título, por supuesto. Italia, campeona mundial, y Francia, subcampeona, tienen grandes nombres. Sin embargo, a la primera se le ha lesionado Cannavaro, que no se sabe a ciencia cierta si es bueno o malo para la azzurra. Los galos comienzan la era post Zidane. Con una defensa muy veterana, un centro del campo sin imaginación y una delantera fatigada, sólo otra milagrosa resurrección como la del último Mundial de Alemania puede dotar a los de Domenech para llegar a la final.

Detrás aparecen Alemania y Portugal, semifinalistas en la cita mundialística. Los alemanes, más por coraje y tradición que por calidad. Además, que la proximidad geográfica de las sedes les convertirá en el tercer anfitrión. Por su parte, Portugal tiene una oportunidad histórica de ganar una competición internacional. El buen estado de forma de Cristiano Ronaldo, previsible MVP del torneo, más una estable defensa (Pepe, Carvalho, Ferreira y Bosingwua –por el que el Chelsea ha pagado una millonada) y dos buenas bandas (Quaresma y Simao) meten miedo, aunque carezcan de un delantero centro decisivo. Además, el espíritu luchado y sabio de Scolari puede ser el ingrediente secreto. En su Euro lloraron amargamente su derrota ante la “cenicienta” Grecia. Ahora querrán vengarse.

A distancia de estos cuatro equipos están Holanda y España, eternas favoritas que caen por el camino con más pena que gloria. Ambas cuentan con jugadores de renombre, pero su competitividad en los momento clave deja mucho que desear. Atención a Rusia y Croacia. Los rusos porque están dirigidos por un Guus Hiddink que le sabe sacar partido hasta a un lapicero en un campo de fútbol, mientras que los croatas cuentan con la juventud y el desconocimiento propio de un equipo revelación.

Pero esto es un análisis previo. De aquí al final habrá sorpresas, golazos, lesiones, desilusiones… y un campeón. Porque lo bonito del fútbol es que nada está escrito.


A. Alvarez Rodrigo

lunes, 2 de junio de 2008

Los sueños se hacen realidad

Dos partidos. 180 minutos. Esa es la distancia que separa al Zamora C.F. de su techo. La última eliminatoria de la fase de ascenso a la división de plata será contra el Rayo Vallecano. El club de María Teresa Rivero, otro club que tiene presidenta. El equipo madrileño, primero del Grupo I, eliminó al Benidorm, tal y como pronosticaba el guión.

Pero lo que no se esperaba era lo del Zamora. Con la necesidad de marcar, como mínimo, los rojiblancos se presentaron en Linarejos con multitud de problemas en forma de lesiones. Sin embargo, Iker demostró que Castillo era un auténtico chollo, y a la primera, el premio. Vendetta personal por lo de Algeciras. El 0-1 dio confianza a los zamoranos. O por lo menos eso pareció, porque "ver" un partido por la radio es un auténtico sufimiento. El gol de Senel, como hace tres años Aiert en Sevilla, llegó a falta de cuatro minutos para el final. El Zamora se mete de nuevo en una final. La verdadera final.

Espera el Rayo, que tiene la vitola de favorito. Más dinero, más famoso, más historia... pero ¿más coraje? Esa es la clave. Tomé ha repetido desde el principio que este equipo tendrá opciones en el momento que sus hombres den el 110%. No pueden escatimar, porque no tienen una gran calidad. No son superdotados. Son simples alumnos de clase media, que están luchando por una matrícula de honor.

Para el Zamora es el cuarto intento, y la proyección ha ido de menos a más. De aquella primera fase con Tomé a la actual el Zamora ha ido recabando experiencia, y mazazos. A buen seguro que se habrá tomado nota de Castellón. Linares también ha sido una buena asignatura: la de sufrir, aferrarse al destino. El Zamora C.F. se asemeja un poco a Grecia, que hace cuatro años ganó la Eurocopa. Desconocida, cenicienta, pobre, sin jugadores de renombre, pero escuadra trabajadora. Y, por qué negarlo, con un poco de suerte.

El Rayo jugará su tercera fase. Antes, Real Unión de Irún, en el 2005, y el Eibar, el año pasado, le robaron el regreso. En aquellas eliminatorias jugaron siempre el segundo partido fuera de casa, pero ahora todo se decidirá en Vallecas, barrio de Madrid. La ciudad de Madrid siempre ha traído buenos recuerdos. Los dos últimos ascensos del Zamora fueron en la capital. Santa Ana y Coslada son parte de la historia del club. Incluso, el mismo Rayo fue uno de los que empejuron al Zamora en sus inicios. Carlos Pinilla puso en contacto a los ilusionados fundadores del club con los vallecanos, que aportaron su granito de arena. Zamora siempre escribe su más bellas páginas en Madrid.

El primer envite, el domingo en el Ruta de la Plata. Sólo espero que no haya quejas por parte de la afición por el precio de las entradas, por la distribución de las que dé le Rayo para la vuelta. La directiva ha acertado de pleno al subir el precio de los no abonados. Si no apoyan al equipo durante el año, que saquen la billetera. Si el Ruta no se llena, la culpa no la tendrá Casas, sino los zamoranos oportunistas que no van nunca y se suben al carro siempre que hay una fiesta. Ahora es tiempor de saborear la gloria, la esperanza y de esperar que los sueños se hagan realidad.

A. Alvarez Rodrigo

Foto: La Opinión de Zamora

jueves, 29 de mayo de 2008

El enredo de Sáez


La cuerda que une al presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luís Sáez, y al seleccionador nacional, José Vicente Hernández, se ha tensado hasta tal punto que se puede deshilachar en cualquier momento con el riesgo de herir a todo aquel que esté próximo. La relación entre presidente y técnico no es un ejemplo de amistad y concordia, ahora que, por fin, un combinado nacional es favorito real en las competiciones internacionales.

Con el conflicto entre tenistas españoles y su presidente, Pedro Muñoz, aún por solucionar, el lunes saltó la alarma, de nuevo, en la FEB. A principios de mayo, Pepu Hernández comunicó su decisión de no continuar al frente de la selección más allá de los Juegos Olímpicos de Pekín. Motivo entendibles y razonable pese a ser una lástima, porque Pepu es uno de los mayores culpables del oro en el Mundial de hace dos años. Sin embargo, en el deporte, como en la vida, todo tiene un inicio y un final. Y Pepu decidió poner su punto final con la selección.

Pero las formas no convencieron al presidente, quien había sido informado minutos antes que la prensa. Sáez amagó con destituirlo, fruto de la frustración y desconfianza. En realidad, Sáez sospecha que el seleccionador haya firmado con otro club, cuestión que está prohibida en su contrato con la FEB. A todo esto, Pepu niega en rotundo que haya suscrito nada, ni a bolígrafo ni con palabras, con ningún equipo.

Una falsa paz pareció apagar el fuego. Sin embargo, las llamas se han reavivado. El lunes Pepu no acudió a una reunión en Madrid porque se encontraba en Sevilla. La gota que colmó el vaso. Sáez realizó una ronda de prensa, radio por radio, para anunciar que quizá él ponga el punto final mucho antes de lo esperado. La confianza del jefe es nula. El empleado no tiene crédito y sus actos son juzgados con lupa, hasta tal punto que si Pepu continúa va a tener que aguantar un juicio constante desde la sombra.

Sáez ha errado. En lugar de apaciguar los ánimos y apartar sus rencillas personales, ha optado por vengar su antipatía hacia el míster con la única arma que puede utilizar: la destitución. No es consciente de que queda poco menos de dos semanas para dar la lista de convocados para los JJ. OO. Es cierto que la elección parece clara. Pero fichar a estas alturas a un nuevo entrenador (sea Aíto García Reneses o el mismísimo Ferrándiz) es una locura. El equipo está hecho, conjuntado y listo para actuar. Tiene unos hábitos, sistemas de juego y costumbres desde hace dos años. Cambiar todo por un odio personal es poner en peligro una medalla olímpica, porque la selección campeona del Mundial y subcampeona de Europa es de Pepu y no de Sáez.

A. Alvarez Rodrigo

Foto: Sport

jueves, 15 de mayo de 2008

Castigo Capital

El descenso del Grupo Capitol acaba con todo un histórico del baloncesto. Fundador de la ACB hace 25 años, el C.B. Valladolid consumó el viernes en Murcia un descenso anunciado desde hace un par de meses, cuando saltó a la luz, en forma de rueda de prensa, el malestar de la plantilla con el club y la división del vestuario y afición. Lejos de criticar a la prensa deportiva con el empeño que ha puesto para que Estudiantes no bajase a LEB Oro, olvidándose del resto de equipos, el Pucela ha descendido porque ha incurrido en seis pecados capitales.

El primero que surgió fue la avaricia. La plantilla decidió convocar una rueda de prensa para comunicar que llevaban un par de meses sin cobrar. No se les criticó su reclamación, sino las formas, pues el club nunca ha faltado a una nómina y todos habían cobrado hasta ese momento. Esta avaricia, que lleva consigo un poco de gula pues profesionales del baloncesto como los del Capitol ganan buenos sueldos que le permiten llegar a fin de mes con soltura, derivó en la pereza de unos jugadores que concluyeron la primera vuelta con ocho victoria en el casillero y, por lo tanto, con la permanencia muy cerca.

Sin embargo, con sólo tres victorias en la segunda parte de la temporada ha sido imposible mantener a flote un barco que hacía más aguas que el Titanic. Al mítico barco inglés no lo hundió un iceberg, sino la soberbia. La tripulación se creía invencible e inmune a todo. Retó a Dios. Lo mismo les ha pasado a Nacho Rodríguez, Corrales, San Miguel, Pakamanis, Gomis, Yebra, Pavlidis, de la Fuente, Santos, Boddicker, Evtimov y Eley. Pensaron que por haber luchado por jugar la Copa del Rey estaban fuera de peligro, y que el descenso no iba con ellos. Luego, la envidia entre ellos acabó con el equipo, que la temporada pasada se distinguió por su buena defensa y que este año ha sido la peor de toda la ACB.

Lo que sorprende del descenso es que el entrenador fuese un experimentado Javier Imbroda. Pero el melillense también pecó. Su ira hacia el director deportivo vallisoletano, Lalo García, que le recriminó su incapacidad para atajar la envidia de sus jugadores, acabó con él. Sabio dentro de la pista y con la pizarra en la mano, Imbroda ha mancillado su expediente. Si el año pasado fue el salvavidas de un club que se hundía a LEB, este año ha sido un flotador pinchado.

El C.B. Valladolid consumó su descenso el 9 de mayo, justo cuando se cumplieron dos años de la trama de Forum Filatélico. La estafa de su principal patrocinador le hizo mucho daño al club. El círculo se ha cerrado. Ahora toca empezar de cero.

A. Alvarez Rodrigo

Foto: ADN

sábado, 3 de mayo de 2008

El sueño, un poco más lejos

El sueño se complica. El ascenso del BM Zamora se pone más cuesta arriba después de la derrota de hoy ante el Alemria. Ante un verdadero ambientazo, con un Manuel Camba a rebosar, los de Edu García Valiente no han podido con un experimentado conjunto andaluz. Porque si algo se caracterizaron por algo, fue por su pillería. El Almería demostró que sabe manejar mejor los tiempos del partido y que la veteranía es todo un grado.

Empezó bien el Zamora, dominando y con la iniciativa en el juego. Se buscaba un juego rápido, con mucha velocidad. Y de inicio se consiguió. El Almería, que utilizó una defensa inicial de 6-0, no tuvo más remedio que cambiarla a un 5-1. A partir de entonces la situación cambió. Los locales se atascaban en ataque, y el número 11 del Almería causaba estrago en la defensa verde.

Al descanso se llegó con un empate a 19 que auguraba un encuentro más que equilibrado. Decían los entendidos, que vistos los otros dos rivales del grupo, el que ganase, Zamora o Almería, sería el campeón. De modo que el partido se cargó con un matiz de final. A pesar de ser un grupo de cuatro, andaluces y castellanos-leoneses son los favoritos.

Sin embargo, y para pesar de la hinchada, la segunda parte fue un verdadero recital andaluz. El portero y el ya mencionado jugador número 11 ganaron el partido. De poco sirvió la defensa individual, como si de baloncesto se tratase, que le realizó Carlos. Jortos y Octavio, pilares del ataque, no acertaba. La grada empujó, pero poco se pudo hacer.

Restan aún dos jornadas. La ilusión no se debe perder, y la esperanza tampoco. Pero ayer el Alemría demostró ser un poco mejor equipo que el Zamora. ¡Lástima que sólo suba uno!


A. Alvarez Rodrigo

lunes, 21 de abril de 2008

Primeras tablas

El Zamora CF empató ante la Ponferradina en El Toralín, lo que ha significado sus primeras tablas de la segunda vuelta. Los de Miguel Ángel Álvarez Tomé cosecharon nueve igualadas en la primera mitad de la temporada. Es cierto que todo lo que no sea perder es bueno. Pero hasta cierto punto. La diferencia entre un buen inicio y un final excepcional de temporada está en esos empates que se han transformado en victorias.

Sin embargo, esta semana ha sido la más significativa. El equipo comenzó mal ante un Real Valladolid B que venía en racha. Se pagó caro el exceso de confianza. Pero, bien mirado, ese toque de atención le vino bien a los jugadores. Por delante quedaban Conquense y la todopoderosa Ponferradina. En Cuenca se dio la cara y se consiguieron tres puntos que alejaron a nueve a un rival directo en la lucha por el “play off”. En palabras del “mister”, una victoria fundamental.

Pero todavía quedaba viajar a casa del ogro. A la Ponferradina la han pitado como la fea del grupo. El equipo a batir que tiene una plantilla casi, casi de Segunda División. No sé si es un equipo de la división de plata, pero de lo que estoy seguro es que su afición sí es de un alto caché, muy por encima de la pobre parroquia rojiblanca. Siempre vamos los mismos al Ruta. De ir fuera, ya ni hablo. Aunque ayer se dio la cara.

Pero sigamos con el equipo. Si revisamos la tabla, observamos que el Zamora es el mejor equipo de la segunda vuelta. A falta de cuatro jornadas para el final, los de Tomé ya tienen un punto más que en toda la primera mitad. Es decir, 31. Tras ellos viene el Barakaldo, que ha conseguido 28 puntos y el Real Unión, con 27. Muchos más tropezones han tenido la “Ponfe” y el Huesca, que con 23 puntos cada uno han bajado el pistón. Por cierto, y como demostración de la buena racha del Pucela B, su segunda mitad de temporada es de equipo “play off”: 22 puntos.

Pese a todo, de lo que más orgulloso me siento es de ver a Pablo Carbajal e Israel como titulares. Zamoranos de nacimiento y de sentimiento, Tomé está demostrando que sí cuenta con la cantera, y que ésta funciona ya como una máquina engrasada que a partir de ahora no va a dejar de producir.



A. Alvarez Rodrigo

Foto: El Norte de Castilla

Koeman es un entrenador mediocre

Las cosas claras. Ronald Koeman es un mal entrenador. La Copa del Rey la ha ganado porque tiene un buen grupo de jugadores, y eso, en una competición a cara o cruz, es mucho más determinante que en una liga regular. Su Valencia sólo ha dado la cara en tres partidos. Bueno, a ser verdad, en dos partidos y 20 minutos. La eliminatoria de semifinales ante el Barcelona permitió ver a un buen conjunto “che”. Luego, en la final, un buen inicio de partido y dos goles casi seguidos le dieron el trofeo.

Pero el regreso a la Liga ha sido la vuelta a la realidad. El Athletic de Caparrós ha evidenciado lo que todos pensaban. Koeman no sabe manejar a su equipo. Y un dato estadístico lo dice todo: 18 puntos de 63 posibles. El gráfico, como si de una inmobiliaria se tratase, ha pasado de estar cuarto (cuando cesaron a Quique Sánchez Flores) hasta la decimoquinta posición, a dos puntos del descenso. Y por delante le queda un calendario propio de una película de Hitchcock: Osasuna, Barcelona, Zaragoza, Levante y Atlético.

Pase lo que pase, una cosa ha quedado clara: Koeman es un entrenador mediocre. Resulta una sorpresa si miramos su trayectoria. Aquel Benfica que eliminó al Liverpool y plantó cara al Barcelona en la Champions de hace dos años. Luego, ese PSV que desplegó un buen juego y conquistó, "in extremis", la Eredivisie, amén de las otras dos que consiguió en 2002 y 2004 con el Ajax de Amsterdam. Todo ello auguraba que iba a ser un buen entrenador.

Sin embargo, en su verdadera gran oportunidad ha fracasado. Sin réplica, ni excusas. Escuché una vez que no todos los grandes jugadores llegan a ser buenos entrenadores, porque hay jugadores cuya brillantez es de nacimiento, pero que nunca sabran interpretar el juego .

Además, y creo que lo peor de todo, Koeman se ha ganado la antipatía de muchos aficionados con su cruel y despótica decisión de apartar del equipo sin motivo alguno a tres símbolos, ya no del Valencia, sino de la Liga española. Si su intención era hacer escala en la capital del Turia en su camino hacia el Camp Nou, ya se puede olvidar. Al menos por el momento.

Aquí os dejo el final de la Eredivisie 06/07, que explica por qué digo que Koeman la ganó "in extremis"




A. Alvarez Rodrigo

miércoles, 16 de abril de 2008

Y Aragonés respondió


El original formato de "Tengo una pregunta para usted" permitió ver a Luís Aragonés frente a frente con los ciudadanos de a pie. El envite no resultó tan escandaloso como algunos preveíamos, ya que el Zapatones se portó bien, fue cordial y no soltó ninguna frase estrambótica ni malsonante. El maestro de la Selección estuvo correcto y sólo se salió por la tangente en una ocasión.

Analizando un poco las preguntas y respuestas de susodicho programa se puede deducir que todas eran previsibles: la primera sobre Raúl, el tema de su dimisión, su futuro, sus polémicas con la prensa... Tengo que decir que heché en falta un análisis del próximo Europeo, sobre los rivales en el grupo y los posibles cruces.

Sin embargo hubo dos temas muy interesantes. El primero referente a la diferencia entre Brasil y España. Aragonés cree que el modelo exportador brasileño beneficia a su conjunto nacional, pues, al haber brasileños por todo el mundo, cuando se unen para un gran campeonato, conjugan una multicolor amalgama de rasgos futbolísticos: el ruso, elitaliano, el brasileño, el inglés, el español, el alemán...

Cuanta razón lleva en eso. Aunque es cierto que cada vez más futbolistas españoles cruzan los Pirineos en busca de la gloria, además de dinero, ¡claro está! Por ello, la presencia de Torres, Reina, Arbeloa, Xabi Alonso y Cesc en la Premier tiene que ser un motivo de esperanza, y no de celos, para la afición española.

El segundo tema importante fue el de la condición física de base. Aragonés razonó, sin argumentos muy válidos, que los españoles tenemos una condición física pobre. Mirando a Xavi, Cesc, Silva o Villa puede ser cierto que la Selección no pueda ir al choque con jugadores mucho más fuertes como los alemanes o los italianos.

Pero uno de los asistentes al programa le rebatió con un argumento incontestable. ¿Cómo es posible que un país que haya sido Campeón del Mundo en baloncesto y balonmanos sea fisicamente pobre? El Zapatones no supo contestar y se fue por los cerros de Úbeda. Es cierto que los futbolistas españoles actuales no miden dos metros ni tienen tanto músculo como Gatusso, pero no es óbice para generalizar, cuando no hace mucho Salinas, Hierro o Nadal vestían La Roja.

En definitiva, y como bien apuntó el seleccionador, lo de España con las citas finales es digno de estudio y análisis. ¡Pero un estudio más propio de Iker Jiménez que del CSIC!




A. Alvarez Rodrigo

Foto: El Correo Gallego

domingo, 13 de abril de 2008

El Promesas asalta Zamora (1-2)

Rufino y Sergio García permiten al equipo de Merino conseguir su quinta jornada sin perder

El Zamora CF cosecha su primera derrota de la temporada como local

A. Alvarez Rodrigo

Dice la leyenda que Zamora no se ganó en una hora. Un poco más necesito el Pucela B para llevarse un valioso triunfo. Exactamente 90 minutos de juego poco vistoso pero con tres grandes goles. El filial blanquivioleta está en racha. De eso no hay duda. Con la de hoy ya van cinco jornadas puntuando, y, por lo tanto, con la zona de descenso más lejos. Exactamente a nueve puntos.

El Zamora saltó al campo confiado en su poder. El poder que le da su tercer puesto. Pero de la confianza pasó a la prepotencia. Su posición en la tabla y el pinchazo de Huesca hizo soñar a la afición rojiblanca con alcanzar la segunda posición. Además, el rival de enfrente era “uno de los de abajo”.

La primera ocasión del encuentro no llegó hasta el minuto 10. Lucas despejó con problemas una falta botada por Jorge Rodríguez. El Zamora dominaba el esférico. Íker Alegre penetraba por la banda izquierda como Pedro por su casa. De modo que Alfredo Merino, pese a que sólo habían transcurrido 23 minutos de partido, cambió todo el esquema táctico. Retiró a Juanan por Héctor, colocó a Niche al lateral diestro y puso una defensa de cinco.

Sin embargo, el que cambió el rumbo del partido fue Rufino. A los 34 minutos el ex atlético recogió un balón a 25 metros de la portería de Dani y, sin pensárselo, lanzó un zapatazo lejos del alcance del guardameta local. El gol premiaba el esfuerzo pucelano y castigaba el exceso de confianza local. El gol despertó al Zamora que antes del descanso tuvo el empate en las botas de Sergio Torres y Pablo Carbajal.

La segunda mitad comenzó con un claro dominador: el Zamora. Los rojiblancos se volcaron sin piedad sobre la portería de Lucas. Y el empate no tardó en llegar. El brasileño Tiago Belmonte, recién ingresado en el campo, culminó con maestría un centro de Senel. El delantero, dentro del área pequeña y de espaldas al marco, utilizó el recurso del tacón para situar la igualdad en el marcador.

Eran los mejores momentos del Zamora. Los de Merino, embotellados en su campo, sólo podían achicar agua y aguantar el chaparrón. Los locales, que en casa han remontado a Baracaldo y Real Sociedad “B”, confiaban en marcar el segundo. Pablo Carbajal remató en plancha un centro del portugués Mariano. Pero Manu sacó sobre la línea cuando desde la grada se entonaba el gol.

Segundo tiro a puerta

Sin embargo, en Real Valladolid B no había dicho su última palabra. El fútbol es bonito por ello, porque cuando menos te lo mereces puedes encontrar un gol injusto pero válido. Eso le paso a Sergio García. Mariano le regaló un balón en el borde del área. El interior, que curiosamente es de Zamora, sacó a relucir su calidad, y con su pierna zurda, la menos buena, puso el balón al palo largo, donde Dani no pudo llegar. Era el segundo tiro a puerta del filial.


Restaba media hora, pero el Zamora quedó seriamente tocado. Miguel Ángel Álvarez Tomé tiró de banquillo y acabó jugando con toda la artillería. Buscaba, cuanto menos, el empate y mantener invicto el único campo inexpugnable de la Segunda División B. Por su parte, Merino reforzó el centro del campo y retiró a Sergio García, el mejor del partido junto con Pablo Carbajal. Los dos, jóvenes jugadores zamoranos.

Aunque el Zamora tenía el balón, Lucas vivía sin apuros. Pero en los dos últimos minutos del encuentro Tiago gozó de dos grandes ocasiones. La primera en un saque de esquina con una volea que se fue alta. Y la segunda en un mano a manos con Lucas. En ocasiones pasadas, el delantero brasileño no había fallado. Pero esta vez la suerte estaba del lado visitante.

Con los tres puntos, el Promesas continúa con una racha victoriosa que le aleja de la zona roja. Desde que Merino puso su cargo a disposición del club, los blanquivioletas sólo han logrado buenos resultados. En esta jornada conquistaron Zamora, algo que ni Huesca, ni Ponferradina, ni Baracaldo han conseguido.

Zamora CF: Dani, Mariano (70´Joel), Aaron (85´ Hervás), Gurrutxaga, Jorge Rodríguez; Agus (50´ Tiago), Aitor, Pablo Carbajal, Iker Alegre; Torres y Senel.

Real Valladolid “B”: Lucas, Juanan (23´ Héctor), Cuerda, Santos, Manu; Manasé, Alonso, Niche, Sergio García (70´ Mar Martí); Carlos (65´ Pablo Gómez) y Rufino.

Árbitro: García Bestilleiro. Amonestó con tarjeta amarilla por el bando local a Senel Tiago y Aarón; y a los visitantes Juanan, Héctor, Manasé y Pablo Gómez.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigesimatercera jornada de liga en la Segunda División B. Ruta de la Plata (Zamora). Unos 2.500 espectadores.

miércoles, 9 de abril de 2008

La Premier mejor que la Liga

El partido del Liverpool – Arsenal fue otra prueba más de que el fútbol inglés está muy por encima del resto de Europa. Los dos conjuntos británicos desplegaron un juego de alto nivel, con espectáculo, ritmo, toque, llegadas y goles. Los diez últimos minutos fueron un claro ejemplo de por qué este deporte es pasión de multitudes. Una verdadera oda al dios del fútbol. Los aficionados de ambos equipos pasaron en diez segundos del más puro estado de felicidad absoluta, a la tristeza más profunda.

Pero sigamos con la comparación entre la Premier y la Liga. Nuestros clubes pasan por sus peores momentos en el Viejo Continente. Lejos quedan aquellas semifinales de principios de siglo con dos o tres representantes. Esa final Real Madrid – Valencia, ese Superdepor o el Barça del “jogo bonito” han dado paso al poder físico-táctico inglés. Aunque, hay que decirlo, con un claro protagonismo español: Benítez, Cesc, Torres, Alonso, Reina… Por cuarto año consecutivo, un equipo británico jugará la final de la Liga de Campeones.

Desde mi punto de vista, la principal causa de este traspaso de poderes es que en España el último gran fichaje que se hizo fue el de Ronaldinho. ¡Y fíjense cómo está el astro brasileño! La desaceleración económica también ha afectado al mercado futbolístico. Son los clubes ingleses los que gozan ahora del dinero fresco procedente de la televisión y de algunos locos millonarios que no saben en qué gastar sus fortunas.

Pero la Premier no sólo se ha apoyado en el dinero. El rendimiento de algunos jugadores se ha multiplicado por mil. Fernando Torres es otro jugador. Más goleador, más rápido, más participativo… y, sobre todo, más feliz. Lo mismo le ha pasado a Almunia. Antes denostado por Osasuna y Celta, ahora pelea por ganar títulos.. Pero la evidencia irrefutable es ver un partido de la Premier y otro de la Liga, donde sólo Racing, Almería y Villarreal practican un buen juego, vistoso y alegre.

Sin embargo, toda victoria tiene su lunar. La consecuencia de la mejora de la Premier es el bajón de su selección nacional. En el equipo titular que sacó Arsene Wenger en Anfield no había ni un solo inglés. Y en el Liverpool tampoco abundan los jugadores locales. Son síntomas que han provocado que Inglaterra se pierda la próxima Eurocopa. Para solucionarlo han echado mano del Doctor House futbolístico: Fabio Capello.


A. Alvarez Rodrigo

Foto: AS

lunes, 7 de abril de 2008

Todavía no está hecho

El gol de Pablo Carvajal, o Pablito para los amigos, me reconfortó una inmensa alegría. Casi más alegría que el triunfo en el último segundo del Zamora. Ya era hora de que la suerte le sonriera un poco. Pablo ha sido denostado por gran parte de la afición, esa que ayer celebraba su gol. Es cierto que se ha equivocado, o que no ha tomado las decisiones que otros en su lugar hubiésemos decidido. Pero hay entra la personalidad de cada uno. Independientemente de si nos gusta o no, Pablo es un jugadorazo que ha sufrido más que ninguno la consecuencias de tener un físico endeble y de jugar en el club de su ciudad.

Zanjada la opinión sobre el delantero más técnico que tiene el Zamora, hay que abordar otro aspecto. La victoria de ayer ante el Palencia me recordó a aquella que consiguió el equipo de Balta ante la Gimnástica de Torrelavega en el Ruta de la Plata. Si no recuerdo mal, fue Chus Herrera quien consiguió el gol en el descuento del descuento. Cada paso que dan los hombres de Tomé se parece a los que dieron los héroes del Pizjuán. Pinta tiene de play off, pero no podemos cantar victoria.

El canlendario que resta hasta el final no es moco de pavo. El próximo domingo viene el Valladolid B. ¡Ese es fácil!, dirán algunos. Pues bien, tiremos de datos. El equipo de Alfredo Merino lleva cuatro jornadas sin perder, y le metió, en Semana Santa, un 3-0 al Huesca. Pero después, el Zamora afrontará los ochos días de oro: Conquense, Ponferradina y Sestao. ¡Casi nada! Además, la historia dicta sentencia. Salvo en la temporada de la fase de ascenso de la 2000/2001, cuando al Zamora le sobró la última jornada, siempre hemos tenido que sufrir hasta el último momento para entrar entre los cuatro primeros. En la etapa de Corchado fue en casa ante un Marino de Luanco que se jugaba el descenso. Y con Balta, en el vetusto campo del Lemona.



A. Alvarez Rodrigo
Foto: La Opinión de Zamora

domingo, 6 de abril de 2008

El Capitol aprovecha el regalo del Begar (94—88)

Los leoneses a un paso del abismo, los pucelanos virtualmente salvados

Grupo Capitol y Grupo Begar protagonizaron un duelo lleno de histeria y que requirió de una prórroga para nombrar vencedor. El derbi castellano-leonés respondió a las expectativas, con un encuentro bronco, duro e intenso en el que los leoneses tuvieron la victoria en la mano pero acabaron regalando un triunfo que deja a los pucelanos a un paso de la salvación. Bulfoni falló a falta de diez segundo una canasta que hubiera obligado a jugar otra prórroga. El C.B. León pone pie y medio en LEB Oro.

A. Álvarez Rodrigo / Valladolid

Muchas veces en el deporte la suerte es más importante que el talento. Sin embargo, otra variable muy importante en el juego es el estado anímico. Capitol y Begar llegaban al encuentro con muchas urgencias (el León un poco más necesitado) y con muchas dudas. Los de Javier Imbroda porque acumulaban seis derrotas consecutivas, y los de Gustavo Aranzana porque sólo contemplaban ganar y continuar con la buena racha de resultados a domicilio (tres victorias en sus últimos cinco desplazamientos).

El partido, pues, se presumía lleno de tensión y nervios. Pero estos calificativos se quedaron cortos. Si hay una palabra que pueda definir al derbi celebrado en el Polideportivo Pisuerga, esa es histeria. Y por si fuera poco, el encuentro se alargó cinco minutos más, con lo que la histeria de la cancha se contagió a la grada, produciendo una histeria colectiva que no soportaría ni el mismísimo Rambo.

El partido comenzó con un parcial de 0-5 para el León. Sin embargo, sus pérdidas, verdadero tumor del equipo de Aranzana durante toda la temporada, permitieron al Capitol ponerse por delante y alcanzar una diferencia de diez al final del primer cuarto (20-10).

En el segundo acto se vio a un Begar más centrado. Gran parte de la culpa la tuvo Urko Otegui, quien realizó una gran aportación tanto en defensa, al parar muy bien a Boddicker, como en ataque, con seis puntos. Ahora era el Valladolid quien perdía balones fáciles y no lograba concluir los ataques. El cuarto terminó a lo grande. Con seis triples consecutivos (tres para cada equipo), el último de Yáñez sobre la bocina y que acercó al León a un punto (38-37).

León remonta pero regala el partido

La segunda parte fue del Begar, animados por su afición, que no dejó de entonar un lema que por momento pareció estar a su alcance: “Sí se puede”. Después de 20 minutos, Barnes puso por delante a los visitantes. Pero fue Sundov quien se encargó de alejar a los leoneses en el electrónico. Cuatro tiros libres lanzados por Urtasum (gracias a un momento de enajenación mental transitoria de Boddicker que le regaló una falta y una antideportiva) alejaron al Begar a seis puntos (50-56).

La máxima ventaja rojilla no llegó hasta el último acto. Un triple de Bulfoni desató la locura entre los aficionados visitantes. Su equipo parecía impenetrable, y los siete puntos de diferencia (54-61) insuperables para un Valladolid tocado y a punto de hundirse. Pero como es costumbre, los triples salvaron a los de Imbroda. Los triples… y Gomis, que sumó 12 puntos en los últimos minutos.

Un lanzamiento desde más allá de los 6,25 de Boddicker traspasó la locura a la afición morada, segundos antes resignada a caer contra su más eterno rival. Con 69-69 y dos minutos por delante, el Pisuerga se transformó en un manicomio. Pero en el baloncesto, hasta el rabo todo es toro. A falta de diez segundos, León perdía de tres y tenía posesión. La situación parecía clara. El Capitol sólo tenía que hacer falta. Pero Bulfoni cogió el balón y Yebra (no pensemos mal, pero leones de nacimiento y de corazón) no la hizo. El argentino no falló y la grada se volvió esquizofrénica.

Prórroga y victoria local

No obstante, el alero morado se desquitó y demostró que se debe a quien le paga. Yebra anotó en el inicio del tiempo extra cinco puntos decisivos. Pero el Begar no se quiso rendir tan pronto y nadó y nadó hasta que se le acabaron las fuerzas. Aún así, el guión, como en las malas películas, se volvió a repetir. Sólo que esta vez con distinto final. El marcador reflejaba un 90-88 y diez segundos para el final con Bernabé en la línea de tiros libres. El base falló y Bulfoni (¡otra vez el argentino!) tuvo en sus manos el empate. Pero en esta ocasión no puso ser, y el León vio como su sueño de la permanencia parece más una utopía que una realidad. Mientras, el C.B. Valladolid se aleja a dos victorias, más el basket average, del Estudiantes y parece estar virtualmente salvado.

FICHA TÉCNICA
94-Grupo Capitol Valladolid: Gomis (21), Corrales (-), Santos (2), Evtimov (11) y Eley (13). Boddicker (25), Yebra (13), Pakamanis (2), Nacho Rodríguez (-) y San Miguel (6).
88- Grupo Begar: Bernabé (7), Bulfoni (8), Jackson (9), Barnes (7) y Evans (2). Otegui (10), Carles Marco (-), Yáñez (3), Urtasum (27) y Sundov (15).
Parciales: 20-10, 18-25, 14-19, 23-19 y 19-13.
Árbitros: Amorós, Guirao y Araña (2). Eliminaron a Bud Eley y Jackson
Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Pisuerga de Valladolid correspondiente a la vigesimonovena jornada de la fase regular de la Liga ACB. Unos 6.151 espectadores

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Sundov
Gran partido del pívot leonés. No solamente consiguió 15 puntos y siete rebotes, sino que consiguió sacar de quicio a Eley y Boddicker.
Lo peor: El C.B. León a punto de regresar a LEB Oro
Restan cinco jornadas para el final de la liga regular y el Begar se encuentra a tres partidos de la salvación. Un verdadero milagro es lo que necesitan los hombres de Aranzana.
El dato: Urtasum, 27 puntos
El Estudiantes cortó a Urtasum a mitad de temporada y en León ha tenido la oportunidad de reivindicar su gran juego. Fue el máximo anotador del partido y realizó una sublime segunda parte.

Espectáculo americano

En el artículo anterior de Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, "Chiki" hizo referencia en un comentario a dos pilotos que también mantuvieron un gran pique. Se refería a los pilotos americanos Kevin Schwantz y Whine Rainey. Ambos corrieron en la categoría máxima, en 500cc, en "la época dorada del motociclismo", es decir a finales de los 80 y principios de los 90. Schawantz con Suzuki y Rainey con Yamaha protagonizaron unos espectaculares duelos. Rainey ganó los mundiales de 1990, 1991 y 1992.

Sin embargo, el enfrentamiento entre estos dos pilotos acabó de manera trágica para el tricampeón. En 1993, Rainey llegó al GP de Italia líder y con 11 puntos de ventaja sobre su eterno rival. Pero una caída le obligó a retirarse del motociclismo al dejarle inválido de cintura para abajo. Al final, Schawantz se cornó como campeón. Pero ya no debió ser el mismo, pues de la pista había desaparecido su mayor enemigo, pero a la vez, su razón de ser.

A continuación os dejo un video del GP de Japón, una prueba de las batallas que mantuvieron estos dos geniales pilotos americanos.




A. Alvarez Rodrigo